Es recomendable que cada flota de transporte designe los encargados de las tareas necesarias para el control de consumo de carburante, esta información la pueden encontrar en una plataforma de gestión de flotas como Asiro. El control del consumo supone hacer:

  1. La elaboración de partes de repostaje correspondientes a los abastecimientos realizados en el tanque de la flota que serán elaborados por el encargado del surtidor o por los conductores de los vehículos. En el caso de repostajes en estaciones de servicio, los encargados de elaborar los partes de repostaje serán siempre los conductores de los vehículos. En todos los casos, el encargado de la elaboración de los partes de repostaje será siempre el responsable de la veracidad de los datos que en ellos figuran. En este apartado recomendamos la contratación de una tarjeta de respostaje con la que puedes gestionar fácilmente los abastecimientos de combustible.
  2. Tratamiento de los datos de repostaje, dependiendo de la cantidad de partes de repostaje a procesar, el encargado de esta tarea será el propio evaluador o un encargado específico para la tarea, el cual deberá realizar el tratamiento informático de los datos diariamente. En el apartado de informes de combustible de nuestra plataforma puedes acceder y descargar esta información.
  3. Control periódico de nivel de combustible en tanque para verificación Se designará un responsable que, periódicamente, mida el nivel del tanque de la flota por métodos directos, como puede ser a través de una varilla calibrada, para contrastarlos con la información de los partes de repostaje. Es una manera de contrastar la información, aunque con el sistema de CANBUS de Asiro puedes obtener toda esta información en tu pantalla.
  4. Evaluar los datos resultantes del proceso esta parte es fundamental, la evaluación de los datos conlleva la toma de decisiones sobre las actuaciones a realizar, basándose en los mismos para corregir desviaciones y organizar la flota. La evaluación de datos se realizará con la mayor frecuencia posible, analizando los repostajes de toda la flota durante la semana y procurando detectar los consumos anormalmente elevados (por encima del margen de tolerancia) y llevar a cabo las actuaciones que considere pertinentes para solucionar el problema.

La tarea de control de combustible, debe ser muy exhaustiva ya que conocer al detalle el consumo de tus vehículos puede hacerte tomar decisiones que ahorren mucho dinero a tu empresa.